GASTOS DE ENVÍO Y DEVOLUCIÓN GRATIS A PENÍNSULA Y BALEARES

Conócenos

Levantarse a las 6:30 de la mañana para pensar qué ponerte debería estar prohibido

A esas horas darías lo que fuera por evitarte un quebradero de cabeza. Por vestirte sin pensar, mirarte en el espejo y encontrarte estupenda.

Y cómoda para todo el día. Y preparada venga lo que venga.

Despertador 6 de la mañana
Y también…
Llegar puntual a la reunión. Y ganarte a ese nuevo cliente. Y que te llame Lucía para tomar una caña después de la ofi y decirle que sí, sin dudarlo un momento. Y llegar a casa y encontrártelo todo hecho.
Sí, y también escuchar el Pipipiiií, pii, piiiii… Pipipiiií, pii, piiiii… del despertador y darte cuenta de que todo ha sido un sueño.
Vestido rojo algodón orgánico atemporal

¿Un sueño? Nada de eso.
De hecho, así debería ser tu día a día

Porque de esto va Ms Worker.

De vestirte cada mañana para ir a trabajar. De combinar tus vestidos favoritos de una y mil formas. De hacerte sentir cómoda y segura de ti misma. De hacerte la vida más sencilla. 

Y de hacerlo de forma sostenible para cuidar de ti y de tu bolsillo, de ellos y ellas y del planeta.

Cuidarlos como si fueran una de esas joyas que guardas en tu armario.
¿Sabes a qué me refiero?

Esa prenda que nunca pasa de moda y está en tu armario como una joya

Yo siempre he tenido una de estas prendas.

De esas que nunca te quitas de encima hasta que se caen de viejas. Que siempre te favorece y te hace sentir cómoda.  Que te saca airosa de cualquier situación. Que nunca pasa de moda.

Esa por las que tus amigas te preguntan una y otra vez pensando que vas de estreno.

Porque oye, monísima en la reunión con tu jefe, de copas después de 8 horas en la ofi, de plano haciendo la compra o en un bautizo fuera de calendario que surgió última hora.

¿Te imaginas que tu armario estuviera lleno de joyas como esta?
Nosotros sí y seguro que aquí encuentras más de una.

QUIERO ENCONTRAR UNA JOYA PARA MI FONDO DE ARMARIO

 Vestido verde tencel cinturón oficina

El fondo de armario perfecto para una auténtica working girl

Working Girl. Así me llamó mi jefa un día de madrugón.

De esos en los que adelantas media hora el despertador solo para elegir bien qué ponerte. Que no paras hasta encontrarte arreglada, pero informal. Atractiva, pero no muy provocativa. Y si puede ser, cómoda, por favor.  

Quizá por eso, después de aquellos quebraderos de cabeza, la marca de moda que llevaba años gestándose en mi cabeza fue Ms Worker. 

Y sostenible, sí

Sostenible por muchas razones, o por una sola.

Porque si para relajarte te imaginas como yo caminando por el bosque, chasqueando las ramas, oyendo el rumor de un arroyo cercano y oliendo las hojas de haya caídas en el suelo, vas a entender a la perfección la importancia de ser sostenibles.

Es solo cuestión de detenerse para hacer las cosas bien, pensar en los demás y disfrutar del camino.

¡Y qué camino! ¿Te lo cuento?

Te lo cuento y además me presento.

Olga Camino Sevilla

 

Madame Ms Worker

Aunque mejor si me llamas Olga.

Dicen de mí que tengo un super poder: el de hacer realidad cualquier cosa loca, o no tan loca, que se me ocurra hacer con la ropa. Y encima que te siente bien.

Idear un diseño en mi cabeza. Lograr que la muestra sea tal y como la imaginé. Verte con ella en el espejo mirándote y remirándote feliz.

No hay nada que me dé más satisfacción.

Niña con vestidoMs Técnico agrícola

Y pensar que comencé siendo Ingeniera Técnica agrícola

Eso sí, nadie como yo para calcular el radio que ha de tener el círculo de una cinturilla para una falda plato. La mejor para comprender los beneficios de una fibra natural, sus propiedades químicas o estructurales.

Ahora sé que no fue una pérdida de tiempo. Pero ya lo decía mi abuela cuando de niña, ante el escaparate de una juguetería, preferí el vestido de la tienda de enfrente.

Estudiante de diseño de moda y textil patronaje y confección

 

Ms patronaje experimental

Así que a los 30 me fui a Buenos aires para estudiar patronaje, confección y diseño de moda en la Universidad de Palermo. Y después patronaje de lencería, de alta costura y experimental. Aprender de Julian Roberts, Eva Iszoro y sobre todo de Shingo Sato me abrió la mente a otras formas de hacer.

Encontré mi pasión y mi vocación. Y aprendí que si eres tenaz todo es posible de una u otra forma. 

A la vuelta, comencé a trabajar para un reconocido diseñador. Más tarde fui asistente de producción en un gran taller de Madrid. Y después encontré por fin la oportunidad que buscaba: trabajar en una gran marca, Delpozo.

Entre costuras y tejidosMs Anne Hathaway en El diablo se viste de Prada

Me gusta imaginar que por un tiempo fui Andrea Sachs. ¿Te acuerdas de ella? Me refiero a Anne Hathaway, la chica para todo en El diablo se viste de Prada. Fue duro, el ritmo vertiginoso, pero aprendí los detalles de todo el proceso productivo. 

Entonces, un mañana, mi jefa llegó y me dijo: Olga, hoy vienes de working girl, ¿no?

Pero esto ya te lo he contado.

Estaba preparada para volar sola.

¿Y sabes? Recuerdo exactamente lo que llevaba ese día. Ese y todos los días de mi vida. Lo que llevaba yo y lo que llevabas tú si estabas conmigo.

Porque este es mi segundo super poder.

¿Sabes a qué me refiero?

 

Qué llevabas aquel día y qué te sentará mejor 

No me preguntes por qué, pero con la ropa tengo memoria fotográfica.

Si tengo que situar una fecha, me basta con acordarme de qué llevaba ese día. Y si me lo preguntas, también me acordaré de lo que vestías tú. Lo malo, o lo bueno, es que también recuerdo si te quedaba bien o mal y por qué. No puedo evitarlo.

Quizá por eso todas mis amigas me preguntan qué ponerse y se sorprenden con el resultado. Quizá por eso mis clientas confían en mí para elegir talla y estilo. Así que si quieres que te asesore ya sabes.

QUIERO QUE ME AYUDES A ENCONTRAR MI TALLA Y ESTILO

 

Estas son algunas de las clientas de las que te hablaba hace un momento:

Testimonios clientas contentas y satisfechas Vestido Tencel amarillo oficinaY ahora, ¿estás lista para ser una chica Ms Worker?

Échale un vistazo a tu próximo fondo de armario y olvídate de no encontrar qué ponerte. 

 MI VESTIDO SOSTENIBLE PARA IR A LA OFICINA CADA DÍA